El gran obstáculo de la nube sigue siendo cultural, según Oracle

mojarrieta-2-590x260Víctor Mojarrieta, director de Desarrollo de Negocio en Oracle Ibérica, es el hombre fuerte de cloud en la filial de la compañía americana. El directivo desgrana en una entrevista a TICbeat las claves de la estrategia en la nube de la firma de Larry Ellison. Una estrategia que pasa por ofrecer un paraguas global de tecnologías y servicios cloud en el que “el cliente es quien decide”.

Mojarrieta aporta, además, su visión en torno a un modelo, el de cloud computing, cuyo principal obstáculo, recuerda, “no es tecnológico sino cultural, ya que la nube conlleva una nueva forma de gestionar las TI”.

Cloud es el tema de moda en el mundo de las TIC. ¿Cómo cree que está adoptándose en España?

En España hay una adopción limitada de cloud. La visión generalizada es que cloud es igual a virtualización y esto no es así, aunque ir a cloud conlleva en muchos casos virtualización.

En realidad muchas empresas que están adoptando este modelo no tienen una estrategia cloud detrás. Digamos que han llegado a ello buscando resolver un problema, sobre todo, buscando la optimización de recursos y la consolidación. Por otro lado, en muchas empresas lo que está ocurriendo es que los usuarios de negocio están buscando en el software as a service una salida para acceder al servicio que TI no les da. Estos dos mundos están desconectados y más aún con estas prácticas. Esto es un problema porque puede llegar un momento en el que se produzca un problema de integración entre las tecnologías que ambas partes utilizan.

Lo que las empresas deben asumir en definitiva es que cloud es mucho más que virtualización y que tiene otros beneficios de cara a su actividad habitual. Esto es lo que Oracle lidera y está llevando al mercado.

Muchos otros proveedores hablan de cloud. ¿Cuál es el diferencial de Oracle en este sentido?

El resto de los proveedores se centra mucho en determinados aspectos, por ejemplo, en la infraestructura, pero nosotros podemos ofrecer múltiples soluciones y servicios de nube pública, privada, híbrida… Nuestro enfoque es extremo a extremo. El mensaje del resto de proveedores nos parece insuficiente y lo que va a hacer es condicionar las arquitecturas futuras.

Los proveedores que empezaron ofreciendo infraestructura como servicio se están encontrando con un obstáculo, que cuando suben en la capa tecnológica, el siguiente nivel es la base de datos, el servidor de aplicaciones… así que sus respuestas no satisfacen a los clientes y se lanzan a hacer experimentos. En este sentido, nuestra capacidad para ofrecer un catálogo de servicios tanto en nube privada como en pública es realmente más rico. Con la ventaja de que en la nube privada los servicios los crean las propias compañías y son los que ellas requieren. Esa capacidad no la proporcionan terceros proveedores. Tienen que hacer un esfuerzo tremendo.

Por otra parte, en cuanto a la virtualización, hay unos costes asociados que nosotros no compartimos. La virtualización para nosotros es un habilitador, no entendemos por qué se tiene que compartir en una capa de una complejidad brutal y que al final tiene unos costes sustanciosos para el usuario. Nuestro enfoque pasa por dar servicio a distintos usuarios y, sobre todo dar soporte a las aplicaciones.

No obstante, Oracle ha tardado en llegar a la nube. Hace años Larry Ellison era reacio a este modelo…

Bueno, digamos que hay unos que corren mucho y otros vamos más despacio. Pero es que todo tiene su momento. Además, cuando empezó a hablarse de la nube Oracle era reacia porque en aquel momento el concepto solo se refería a la nube pública. Pero Oracle hizo un ejercicio de reflexión para saber cómo responder a la tendencia del modelo en la nube. En este sentido, hay que tener en cuenta que la base instalada brutal que tenemos nos condiciona. Tenemos solo en España 7.000 clientes de la base de datos y en todo el mundo unos 300.000 clientes. Así que la razón por la que Oracle se incorpora más tarde a cloud es porque de cara a nuestros productos y a los clientes teníamos que hacer una evolución.

Este giro ya se está viendo y, de hecho, en los últimos dos años el cambio ha sido drástico. Enterprise Manager 12c es un desarrollo interno, no es una adquisición, que ha supuesto años de trabajo y ha sido un éxito en su lanzamiento. El producto tiene una funcionalidad tremendamente rica y responde con calidad a las necesidades de los clientes. Nuestro reto ahora es trasladar a la nube a los clientes de la base de datos y del servidor de aplicaciones.

¿Y qué les dicen los clientes? ¿Están abiertos al cambio?

A los clientes les cuesta aún. Ahora estamos en la fase de educarles para que vayan a una plataforma como servicio y que pasen a utilizar tecnologías que habitualmente usan de una forma determinada, por ejemplo el clustering. En este sentido, por ejemplo, nosotros mezclamos la virtualización y el clustering; así proporcionamos arquitecturas más idóneas para el cliente y complejas. Por todo ello, no decimos no a la virtualización, simplemente queremos que sea algo más.

Ahora que tenemos la plataforma y los servicios es el momento de que los clientes den el salto, aunque nos va a costar porque muchos llevan años solo virtualizando y nada más. No obstante, estoy convencido de que la nube ha venido para quedarse y que ésta será la manera natural de gestionar el entorno Oracle.

Los analistas apuntan que la adopción de la nube privada es más rápida que la de la nube pública pero que esta última acabará expandiéndose en el mercado… ¿Primará una sobre la otra?

Yo creo que la nube pública es complementaria a la privada. Se añadirá a lo que se tiene y permitirá mejorar algunas cosas que hasta ahora no se habían mejorado.

El reto que estamos proponiendo al cliente es subirle a la nube y hacerlo de forma inteligente. Cloud computing te permite establecer una distancia y crear recursos consumibles de una manera más planificada. Un ejemplo bueno para cloud computing es el de la máquina de vending. Podemos los productos que queremos en la máquina y a medida que se van consumiendo los vamos reponiendo. Eso sí, pongo la oferta ya acordada.

Lo que en definitiva supone cloud es facilitar al departamento de TI dar una mejor respuesta. Y esto no supone adquirir más tecnología sino optimizar lo que se tiene.

De hecho uno de los reclamos de cloud es el ahorro de costes…

Sí, tiene un retorno de la inversión, aunque no es inmediato. Además, lo que suele ocurrir es que en el cambio de modelo haya obsolescencias o tecnologías que estén anticuadas y que impidan realizar el ejercicio. En este sentido, antes de dar el salto hay una fase anterior, la de crear el pool de recursos, y para ello hay que estandarizar y consolidar.

Uno de los mayores frenos de la nube es la falta de seguridad. ¿Qué opina?

Sí, sigue siendo uno de los más importantes. Además, en España es un problema más acuciante ya que preferimos pagar las multas antes que prevenirlas. Lo que está claro es que dado que se trata de un entorno más flexible, hay que poner medidas que no vayan a poner en riesgo el negocio. Hay que ir más allá de los SLA, tener claro que es preciso tener un reporte de cumplimiento normativo, un control del fraude… Ir a cloud implica que en el modelo de gestión que aplique debe tener más controles.

Pero quizás uno de los mayores cambios que implica cloud es el del propio papel del CIO ¿no?

Sí. Por un lado, la nube privada supone que hay que cambiar la forma de actuar con los sistemas internos. Por otro, la nube pública puede ser una fuente de descontrol. Así que el CIO tiene que alinear TI y negocio con una arquitectura corporativa y evitar que eso se convierta en un reino de Taifas, es decir, lo que fueron los sistemas departamentales en los años noventa.

El problema es que las áreas de negocio, como decíamos, ya empiezan a usar aplicaciones en la nube por su cuenta. Así que el CIO, o se sube al carro de la nube o habrá una total desconexión entre el software as a service y la informática interna.

Otro problema al que se enfrenta es tecnológico. Las tecnologías de la nube pública no son las mismas que las de la privada, hay que ver cómo resolver eso. Aunque el gran obstáculo de cloud no es tecnológico, sino cultural, ya que cloud es un modelo de gestión.

Fuente: TICbeat

Autor: Esther Macías

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s